No importa cuánto barre, quite el polvo y la aspiradora, parece que la caspa de su gato nunca desaparece. La buena noticia es que la muda es una característica normal de los gatos. La muda excesiva o un aumento de la muda puede ayudar a determinar posibles problemas de salud, por lo que es importante saber qué buscar.

¿Piel de gato o pelo de gato? ¿Que es que?

Los términos «piel» y «pelo» se utilizan a menudo indistintamente. Pero hablando en términos generales, «pelaje» se refiere al cabello densamente empaquetado, y «cabello» se refiere a las hebras individuales que componen el pelaje. Todo el pelo de un gato se considera «pelo» o «pelo». Si está confundido, no se preocupe, su veterinario sabrá de lo que está hablando, ya sea que esté usando «piel» o «pelo» para referirse al pelaje de su gato.

La mayoría de los gatos tienen varias capas de pelo que forman su pelo; algunas razas pueden tener más o menos capas, así como variaciones en la longitud, la aspereza y la rectitud del pelo. Las capas individuales de cabello realizan funciones específicas: protección, aislamiento, resistencia al agua. El bigote de un gato (el término técnico es bigotes) es en realidad un tipo de pelo muy especial que actúa como sensores táctiles. Un bigote se encuentra en las mejillas, el mentón y por encima de los ojos, pero también en la parte posterior de las patas delanteras. Los gatos usan un bigote para sentir su entorno mientras se mueven, por lo que nunca debes recortar tu bigote como el pelo normal.

¿Por qué se mudan los gatos?

El propósito de la muda es eliminar el cabello muerto y liberar los aceites naturales de la piel. El pelo muerto que no se elimina con el cepillado o el cepillado se eliminará con la muda. Si no es así, puede irritar la piel.

Cada año, los gatos tendrán uno o dos ciclos de intensa caída y crecimiento del cabello. Suelen aparecer en primavera y otoño. Spring Raccoon ayuda a tu gato a perder el pelo más pesado del invierno. En el otoño, se preparan para el crecimiento del futuro abrigo de invierno. Sin embargo, este ciclo se puede cambiar dependiendo de cuánto tiempo pase su gato en el interior y cuánto tiempo al aire libre. Los gatos que se quedan en casa en verano están expuestos al aire acondicionado, en invierno a calentadores e iluminación artificial. Esto puede causar cierta confusión en su sistema, lo que puede resultar en volcados relativamente continuos.

Otra cosa que afecta la muda de pelo de tu gato es si se trata de una raza de pelo largo o de pelo corto. Por lo general, los gatos de pelo largo como los Maine Coons, los persas o los Ragdolls arrojan más pelo que los gatos de pelo corto.

Hay varias otras causas comunes de muda que debe tener en cuenta.

  • Calidad de la comida. Los gatos que no se alimentan con una dieta equilibrada pueden experimentar pérdida de pelo adicional. Los alimentos completos y de alta calidad son esenciales para una piel y un pelaje saludables.
  • Tensión. Los gatos tienden a perder más pelo cuando están estresados ​​o cuando están asustados o molestos.
  • La edad. A medida que los gatos envejecen, tienden a acicalarse con menos frecuencia. Esto puede provocar una mayor muda o enmarañamiento del pelaje.

  • Embarazo / lactancia. Las gatas gestantes y lactantes arrojan más debido a los cambios hormonales.

¿Es este desprendimiento normal o un problema médico?

Si nota manchas desnudas o irritación / enrojecimiento en la piel de su gato, es hora de hacer una cita con su veterinario. Con base en el historial proporcionado y un examen físico, pueden determinar la causa del desprendimiento. Se evaluará el patrón y la distribución de la caída del cabello, y también determinarán si el cabello se cae o se rompe. Se examinará la piel para detectar infecciones o signos de parásitos. Además, pueden requerir que se realicen ciertas pruebas de laboratorio, como raspaduras en la piel, una prueba de cabello, una prueba de sangre y una prueba de orina.

Estos son algunos de los posibles problemas de salud que podrían hacer que su gato mude.

  • Parásitos. Los ácaros del polvo y las pulgas (especialmente si su gato es alérgico a ellos) pueden masticarlos y rayarlos, provocando más pérdida de cabello. Incluso si no ve estas plagas arrastrándose sobre su gato, si están presentes, pueden estar causando el problema.
  • Alergias. Las alergias a los alimentos, el medio ambiente, ciertos alimentos e incluso los insectos que pican pueden causar problemas en la piel y caída del cabello.

  • Infecciones de la piel. El pelaje de un gato puede verse afectado por infecciones bacterianas o fúngicas.

  • Enfermedad. Los síntomas de enfermedad renal, hepática, tiroidea o suprarrenal y algunos tipos de cáncer pueden incluir excreción excesiva.
  • Trastornos del comportamiento. El estrés y la ansiedad pueden provocar lamidos y masticaciones excesivas, lo que lleva a la caída espontánea del cabello.

Si el veterinario determina que la expulsión se debe a un problema médico, proporcionará un plan de tratamiento para abordar el problema subyacente. Es importante seguir estrictamente sus recomendaciones. Una vez que se domina el problema médico subyacente, la muda debería volver a los niveles normales.

Maneras de aliviar el estrés y el desorden de mudarse

Ya sea que la muda de su gato sea normal o se deba a problemas médicos, puede intentar mantenerla bajo control. Por supuesto, es importante asegurarse de no hacer nada en casa que vaya en contra de las recomendaciones de su veterinario por razones médicas.

  • Sírvete una dieta nutricionalmente completa recomendada por tu veterinario.

  • Use la protección antiparasitaria recomendada por su veterinario durante todo el año, incluso si su gato solo está en el interior (piense cuántos insectos terminan en su casa).
  • Asegúrese de darle agua a su gato; para algunos gatos, las fuentes de agua pueden alentarlos a beber más agua.

  • Tome medidas para reducir el estrés en el entorno de su gato. Asegúrese de que tengan un lugar para retirarse y de que se sientan seguros. Encuentre formas de mantener sus mentes ocupadas con comida y divertidos rompecabezas.
  • Asea a tu gato con regularidad con un cepillo o peine aprobado por un veterinario. Hacer golosinas como parte del proceso puede hacer que su gato sea feliz y tolerante.

  • Para los gatos que necesitan ayuda adicional con el aseo, los criadores y algunas clínicas veterinarias pueden proporcionarles un corte de pelo. Esto puede ser especialmente útil para los gatos mayores que no se pueden peinar, así como para los gatos de pelo largo.

  • Consulte a un veterinario conductista si su gato tiene problemas de estrés que provocan un exceso de aseo.

  • Barra y aspire a diario y lave la ropa de cama de su gato con regularidad.

ZPC-01296