Como los humanos, los gatos pueden sentirse ansiosos. Y al igual que los humanos, puede afectarlos física y mentalmente. Un gato alarmado puede reaccionar con miedo ante nuevos objetos o cambios en su hogar, incluso ante situaciones que pueden no asustarlo. Puede ser difícil ver a su miembro peludo de la familia luchando de esta manera, pero hay muchas maneras en las que puede ayudar. Con un poco de trabajo de detective, paciencia y tiempo, puede identificar los desencadenantes de ansiedad de su gato y ayudarlo a superarlos.

Pero primero, lo más importante. Los signos de ansiedad también pueden ser síntomas de una afección médica. Si sientes que tu gato sufre de ansiedad, contacta con el veterinario de tu familia para descartar cualquier problema de salud. Si se encuentra la enfermedad, es posible que el tratamiento sea todo lo que se necesite para que su gatito se sienta como él mismo nuevamente.

Signos de miedo y ansiedad en los gatos

Una vez que haya descartado cualquier problema médico, el siguiente paso para lidiar con la ansiedad de su gato es identificarlo correctamente. Los signos de ansiedad en los gatos son generalmente más sutiles de lo que piensas. Imagínese un «gato de Halloween» con el pelo hinchado, la espalda arqueada y un silbido amenazante; eso no es lo que probablemente verá. Si bien pueden aparecer de diferentes maneras, los síntomas de ansiedad se pueden dividir en varias categorías clave.

Cambios en sus hábitos diarios:

Los signos más importantes de miedo y ansiedad incluyen:

  • Temblores o temblores

  • Respiración rápida

  • Evitar el contacto visual

  • Golpe de cola o apretada contra el cuerpo

  • Pupilas dilatadas

  • Ocultamiento y abstinencia

  • Agacharse y / o inclinarse

  • Pelo erizado

  • Aplanamiento de las orejas en la cabeza.

  • Vocalización excesiva a través de maullidos, aullidos, silbidos y gruñidos.

  • Lamido frecuente de la nariz.

  • El aseo excesivo a menudo conduce a la pérdida del cabello o ulceración de la piel.

  • Caminar por la casa (generalmente acompañado de maullidos)

  • Reacción excesiva al ruido y / o al movimiento.

  • Agresión hacia personas y / u otras mascotas.

  • Mantenga un registro de las personas en la casa

La mayoría de estos síntomas también pueden deberse a una afección médica. Si siente que su gato sufre de ansiedad, consulte a su veterinario para descartar cualquier problema de salud. Si se encuentra la enfermedad, es posible que el tratamiento sea todo lo que se necesite para que su gatito se sienta como él mismo nuevamente.

Si su gato solo tiene signos ocasionales de miedo o ansiedad, no significa necesariamente que esté clínicamente ansioso. Pueden reaccionar normalmente a algo como un ruido fuerte repentino o un cambio de rutina. Si experimentan con regularidad más de uno de los síntomas anteriores, la ansiedad es preocupante. Ahora puedes empezar a ayudar a aliviarlo.

¿Cómo ayudar a un gato con ansiedad?

Es importante comprender que la ansiedad de un gato rara vez se resuelve con un solo movimiento. Para ayudar realmente a su gato y ver resultados duraderos, querrá abordar el problema desde varios ángulos diferentes al mismo tiempo. Puede aplicar este enfoque a casi cualquier problema de comportamiento:

  1. Identificar la causa del miedo o la ansiedad / comportamiento.

  2. Encuentre formas de eliminar estas causas o desencadenantes

  3. Dale a tu gato alternativas positivas para su comportamiento ansioso

  4. Transforme su entorno para promover la mejora continua y los resultados a largo plazo.

Veamos cómo puedes poner en práctica estos pasos.

Identifique la (s) causa (s) de la ansiedad de su gato

Las personalidades de los gatos pueden ser extremadamente diversas, al igual que las causas de su ansiedad. El estruendo de una lavadora desequilibrada puede hacer que un gato huya del miedo mientras que otro no se preocupará en absoluto. La ansiedad se define como la expectativa de peligro o peligro, real o no (real para su gato).

Causas comunes:

  • Cambios repentinos en su entorno (territorio) o rutina.

  • Ruidos fuertes

  • Olores extraños

  • Relaciones inestables con personas y / o mascotas.

  • Competencia por los recursos (por ejemplo, comida, cajas de arena, sentimientos)

  • Aburrimiento, inactividad

  • Mascotas fuera del hogar (especialmente gatos sin hogar o del vecindario)

Elimina los desencadenantes de ansiedad en tu gato

Reduzca el estrés reduciendo o previniendo la exposición a una fuente de estrés que haya descubierto. Por ejemplo, si los gatos del vecindario están fuera y causando que su gato se sienta ansioso, use disuasivos humanos para mantenerlos alejados o bloquear la vista de su gato de estas áreas en el patio.

Proporcionar un comportamiento alternativo positivo a través del enriquecimiento.

Los gatos tienen necesidades instintivas que, cuando se satisfacen adecuadamente, pueden afectar drásticamente su calidad de vida y su estado mental. Darles la oportunidad de jugar, cazar, estimular mentalmente y, por supuesto, sentirse seguros es una forma segura de aliviar la ansiedad. Pruebe actividades de enriquecimiento social como:

Transforma el medio ambiente

Utilice algunas de estas ideas de enriquecimiento ambiental para crear un espacio que le permita a su gato adaptar su comportamiento de forma natural y aliviar cualquier sentimiento de ansiedad:

  • Las áreas de escalada elevadas, como un rascador para gatos, son importantes para su seguridad

  • Perchas para gatos con vistas al exterior.

  • Variedad de rascadores

  • Ruedas de ejercicio

Consejos y trucos adicionales para ayudar a tu gato inquieto

  • Haz cambios graduales. Realice cambios en el entorno y la rutina de su gato lentamente. Si está reorganizando los muebles, hágalo de una habitación a la vez. Si se muda a una nueva casa, confine a su gato a un espacio más pequeño y muévalo a otras áreas durante días o semanas. Si va a traer a casa una nueva mascota, asegúrese de hablar con su veterinario sobre una introducción gradual.

  • Proporcionar comodidad. Así como un niño asustado necesita consuelo, también un gato asustado. Sin embargo, tenga cuidado y observe el lenguaje corporal de su gato. Algunos gatos asustados pueden reaccionar con un mordisco o un rasguño.

  • Productos sedantes. Los productos sedantes como aerosoles y difusores, que liberan una sustancia que imita las feromonas naturales de su gato, pueden ayudar. Sin embargo, no deben considerarse la única solución.

  • Ansiolíticos. En algunos casos, su veterinario puede recetarle un medicamento contra la ansiedad para ayudar a su gato a lidiar con los factores estresantes de manera más efectiva. Estos medicamentos pueden ser de gran ayuda, pero deben usarse con cambios ambientales, no como reemplazo.

  • Nunca apliques un castigo. Castigar a un gato perturbado solo agrava la situación y aumenta su respuesta de miedo. Esto incluye todas las formas de castigo, como golpear, golpear, gritar y salpicar una botella de agua.

ZPC-01219